Por Beatriz Villanueva Martín | [email protected]

Reflexiones a mis 37

A mis 37.

Siento. Paro y observo.

Tanto camino recorrido atrás y tanto aún por recorrer. Veo y admiro mis huellas en la arena, y en el barro y en las rocas.

Agradezco los regalos y los golpes que me ha traído la vida. De todo he aprendido y en todo he crecido y sigo creciendo.

Agradezco tener los ojos y los oídos bien abiertos y dispuestos a descubrir y escuchar. Sin juzgar, sin juzgarme.

Agradezco sentirme aún como una niña y soñar con saltar en charcos, con viajar a paraísos perdidos, con mirar de corazón a corazón a otra persona aún sin entendernos desde las palabras.

Agradezco el poder reír y creer que otro mundo (más amoroso, más abierto, más solidario, más feminista) es posible y que lo construimos cada día.

Agradezco todo lo que me emociono, todo lo que aprendo, todo lo que disfruto acompañando personas en sus procesos de cambio.

Poder sentir la magia de la gente en mi día a día es un regalo que me reconcilia con el mundo.

Agradezco el ser consciente de que la vida es hoy, hoy es el momento, hoy es todo lo que tengo.

A mis 37, agradezco estar viva, sana, libre y loca; agradezco estar justo, justito aquí donde estoy.

Gracias por estar en mi camino ❤️

Beatriz Villanueva Martín
www.igotlife.es

 

A mis 37

En La Aldea de San Nicolás, Gran Canaria

Para compartir esta historia, elija cualquier plataforma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido